Mitos y realidades sobre la donación de órganos

www.fundacionanahi.org


Existen diferentes mitos que rodean el tema del trasplante y donación de órganos, y generan miedos y dudas. Para tomar decisiones conscientes, es necesario estar informados.




A continuación le contamos algunos de los principales mitos y realidades sobre la donación de órganos en nuestro país:



1- “Robo de órganos y su posterior venta en el mercado negro”.
Es sumamente improbable que esto suceda porque el proceso de emparejamiento de donantes con receptores es complejo y requiere la participación de personal médico profesional altamente capacitado así como de muchas pruebas. La legislación es muy estricta en este aspecto.

2- “Las personas famosas y ricas avanzan en la lista de espera”.
La posición en la lista de espera no tiene en consideración aspectos como la pertenencia étnica, edad, ingresos y clase social. Los factores que sí se tienen en cuenta son el tipo sanguíneo, la urgencia médica, la ubicación geográfica, el tamaño del órgano, la compatibilidad de los tejidos y el tiempo de espera.

3- “Si sufre un accidente y el hospital sabe que es una persona donante de órganos, los médicos no tratarán de salvarle la vida”.
Los médicos asistirán al paciente para preservar su salud. Si a pesar de todos los esfuerzos, se comprueba el fallecimiento por muerte encefálica, se procederá con el operativo de ablación.

4- “Mi religión no aprueba la donación de órganos”.
La mayoría de las religiones aprueban la donación de órganos. Algunas lo dejan a elección propia mientras que otras lo promueven, ya que lo consideran un acto de amor. Link: más información en la nota de las religiones.

5- “Mi familia tendrá que lidiar con los costos médicos de mi donación de órganos”.
Su familia nunca tendrá que pagar por el proceso de donación.

6- “Si dono mis órganos, el receptor o su familia querrán ponerse en contacto con mi familia constantemente”.  Los datos de su familia no se divulgarán nunca a un receptor. La comunicación entre ambas partes se realiza a través del equipo procurador de órganos.

7- “Mi historial médico está lleno de enfermedades. Mis órganos no son suficientemente buenos para ser donados”.  Las enfermedades no deberían impedir a nadie a inscribirse como donante. Después de la muerte de una persona, el equipo procurador de órganos determina qué órganos son aptos para un trasplante.

8- “Soy demasiado joven o viejo para que se puedan usar mis órganos”. No existen límites de edad para la donación de órganos. El uso de los órganos depende de la salud del órgano, no de la edad del donante.

9- “La donación de órganos y tejidos me dejará el cuerpo mutilado y no presentable para el funeral o el servicio funerario”. Los órganos donados se extraen mediante un procedimiento similar a la extracción de la vesícula o el apéndice. La donación no desfigura el cuerpo ni cambia su aspecto en el ataúd.


Sobre la Fundación Anahí

La Fundación Anahí es una Institución que promueve al trasplante y la donación de órganos, apoya a las familias que atraviesan este duro trance y recauda fondos para ayudar a vivir. - Conocé más sobre nosotros haciendo clic aquí


0 comentarios